jueves, 27 de octubre de 2011

Las Jornadas Escolares de Zarzuela desplegaron colorido y espontaneidad. Cerca de 125 niños de 6 colegios actuaron en un teatro abarrotado

La Semana de la Zarzuela celebró con éxito las Jornadas Escolares con la participación de unos 125 niños de seis colegios de primaria. Los chavales, con edades comprendidas entre los tres y los doce años, demostraron sus dotes artísticas ante un teatro Tomás Barrera que se llenó de familiares durante las dos sesiones previstas. Antes de comenzar las actuaciones, los representantes de los colegios participantes recibieron el reconocimiento de la ACAZ mediante una placa conmemorativa.
Los chalaves durante una representación zarzuelera                                     Foto: GACETA
En estas XXVI Jornadas Escolares se han podido ver y escuchar los fragmentos más conocidos de las obras más prestigiosas del género lírico, en una variada recopilación de números con distintos personajes y vestuarios. Los chavales han seguido las indicaciones de sus preparadoras para salir airosos al escenario y las madres han apechugado con la elaboración de los lucidos y coloridos trajes diseñados para tal ocasión.
Han participado seis colegios, cinco de La Solana y otro más de Argamasilla de Alba que vuelve a la cita zarzuelera por tercera vez. En total, unos 125 niños y niñas que han provocado momentos de nervios, alegría y emoción al ciclo zarzuelero.
Cada colegio ha contado con distintos preparadores que han trabajado duro desde hace meses para ensamblar las representaciones cuidando el más mínimo detalle. María del Carmen Romero de Ávila ha sido la coordinadora general de estas jornadas y ha destacado ese trabajo realizado por profesores y madres de alumnos, sin olvidar los nervios vividos por toda esa comunidad educativa antes de salir al escenario. La coordinadora indicó que se han descubierto algunas voces que llaman la atención, lo que se puede calificar como pequeños grandes potenciales con muchas ganas y mucho arte. Al respecto, Romero de Ávila señaló que estos chavales serán, en cualquier caso, buenos espectadores de zarzuela. La monitora ensalzó el trabajo de todos los que colaboran en que salga bien y animó a los otros colegios de la localidad a que participen en futuras ediciones. El objetivo es contar con todos los colegios como ocurrió hace algunos años.
Cada colegio representó diferentes números de conocidas obras. Los trece escolares del CP El Humilladero pusieron en escena “Las estrellas del cielo”, “La novia más rebonita” y “La ronda de las mozas” pertenecientes a “La Parranda”, bajo la dirección de la preparadora María Dolores Mateos-Aparicio. Por su parte, el Colegio El Santo se atrevió con la zarzuela “Luisa Fernanda” y los fragmentos titulados “Mi madre me criaba”, “Dúo de la flor de Carolina y Javier”, “Mazurca de las sombrillas” y el tema de Vidal y el coro de vareadores, habiendo seguido la preparación de María del Carmen Romero de Ávila y Vicen Árias con treinta y ocho alumnos participantes. El colegio Federico Romero desplazó a quince chavales dirigidos por María del Carmen Lara y maría del Carmen Romero de Ávila que representaron “Las viudas” y “Dúo cómico de Moniquito y Catalinilla” de “La Rosa del Azafrán” y “Mazurca de las sombrillas” de “Luisa Fernanda”. Por lo que respecta al colegio Sagrado Corazón, los veintiuno participantes regidos por María Dolores Prieto y Paqui López de la Osa protagonizaron “El canto a la espada” y “Lagarteranas” de “La Rosa del Azafrán”. Los catorce alumnos del colegio La Moheda recordaron “Katiuska” con los números “Los cosacos de Kazán” y “Rusa rusita” habiendo ensayado con los profesores Elena Fernández, Petri Serrano y Antonio Valiente. Finalmente, el colegio Divino Maestro de Argamasilla de Alba representó el Diálogo de Moniquito y Catalinilla de “La Rosa del Azafrán” y “El coro de enamorados” de “La del soto del parral”. Los preparadores fueron Pilar Serrano, Juani Romero, Nuria Montero, Ángela Muñoz, María del Carmen Díaz y Antonio Márquez.
La monitora Juani Romero del colegio Divino Maestro es natural de La Solana y por eso comenzaron a participar en el ciclo zarzuelero, primero como espectadores y después sobre el escenario. La profesora destacó la tradición zarzuelera que existe en los chavales solaneros a diferencia de los argamasilleros. Esta es la tercera vez que acuden a la Semana de la Zarzuela y desean venir en próximas ediciones. Los alumnos se mostraron muy ilusionados de participar y reconocieron la tensión y el nerviosismo que supone salir al escenario.
En la otra parte del escenario estaban los familiares de los chavales que mostraban más la emoción que el nerviosismo por ver a sus pupilos sobre las tablas. Las madres, sobretodo, han colaborado en la realización del vestuario y han servido de apuntadoras en los ensayos caseros. Así lo reconocía una de ellas que, manifestó su satisfacción por ver a su hija representando zarzuela, lo que ella misma hizo hace unos años.
El éxito de público estaba más que asegurado con sendos llenos en las dos funciones programadas, mezclándose las sonrisas y las lágrimas de emoción en cada número. Los pequeños-grandes tenores y sopranos del futuro han sembrado la espiga del mañana, que bien pudiera ser una recompensa mejor para la Asociación Cultural Amigos de la Zarzuela, como diría la estrofa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ESTE BLOG SE CREO EL 29 DE DICIEMBRE DE 2009
FESTIVIDAD DE SANTO TOMÁS BECKET